Optimización de los tiempos de cambio: SMED

Esta herramienta de mejora permite disminuir los tiempos de parada de las líneas o máquinas debido al cambio de utillajes, puesta a punto o limpieza de líneas con un objetivo cuantificado. La reducción de los tiempos de cambio permite ser más flexible frente a la variación de la demanda del cliente y poder disminuir stocks sin pérdida de eficiencia.

Con la ayuda de la optimización de los tiempos de cambios podemos lograr que fabricar menos cantidad y más referencias diferentes en un intervalo de tiempo reducido se convierta en una ventaja competitiva. Y reducir los costes indirectos: transportes, almacén y logística, calidad y reducción stocks obsoletos, materia prima y en cursos (work in process). Los equipos humanos deben de estar preparados y conocer cuáles son las pautas y conceptos de esta metodología de trabajo SMED (del inglés Single Minute Exchange of Die).

Qué resuelve

  • Reducir el tamaño de los lotes asegurando el rendimiento de los equipos
  • Reducir el plazo de entrega a cliente
  • Disminución de los tiempos de parada
  • Optimización de los costes indirectos

Cómo lo aplicamos

  • Comunicación sobre los objetivos del proyecto
  • Realización de un taller de mejora kaizen para conseguir resultados en muy poco tiempo
  • Capacitación de los equipos en la metodología SMED para su despliegue posterior
  • Formación sobre los principios Lean y los ocho despilfarros
  • Ejecución de las seis etapas por orden:
    1. Medir el tiempo de cambio
    2. Identificación de tareas internas y externas
    3. Transformar tareas internas en externas
    4. Reducción tareas internas
    5. Reducción tareas externas
    6. Estandarización

Podemos ayudarte a mejorar tus resultados

Cuéntanos tus necesidades y te haremos un planteamiento a tu medida.