Gestión operativa a Intervalo Corto: GIC

La Gestión a Intervalo Corto, GIC, es un concepto de gestión operativa visual vinculado a Lean que se centra en la mejora continua.

GIC consiste en el desarrollo de encuentros periódicos sobre el terreno programados a intervalos de tiempo cortos (tuno, día, semana, etc) que sirven para monitorizar los indicadores clave, coordinar y hacer el seguimiento de las acciones de mejora. En estas reuniones participa personal de diferentes departamentos y niveles de la organización.

El objetivo de este método de gestión es alinear a toda la organización y optimizar los recursos de la empresa enfocándolos a la eliminación de los despilfarros de los procesos. GIC es un método sencillo y eficaz para lograr el mantenimiento de la mejora continua de los procesos con la implicación activa de las personas.

Qué resuelve

  • Gestión y mantenimiento de la mejora continua
  • Detección de oportunidades de mejora en procesos
  • Mayor capacidad de reacción ante la aparición de problemas o desviación de los objetivos
  • Sostener y progresar en la implantación de las herramientas lean
  • Proporciona una dinámica en los procesos para que fluya la información
  • Centra a la organización en la creación de valor
  • Fija un lenguaje común a toda la organización

Cómo lo aplicamos

  • Formación y plan de comunicación para el personal
  • Diseño e implantación del modelo GIC para los distintos niveles
  • Definición de indicadores y objetivos comunes
  • Organización de encuentros periódicos

Casos prácticos relacionados

Podemos ayudarte a mejorar tus resultados

Cuéntanos tus necesidades y te haremos un planteamiento a tu medida.