Entrevista

Cada vez son más las empresas que introducen en sus actividades internas la técnicas de gamificación. Esta práctica, que consiste en el uso de las dinámicas características de los juegos en un contexto diferente, por ejemplo en los procesos formativos, es muy apreciada por su capacidad para conectar y motivar a la gente.

Alfonso Goñi, Jefe de Mejora Continua de Florette, nos explica en esta entrevista cómo han desarrollado una nueva formación gamificada para capacitar al personal de sus centros de producción en los principios de la mejora continua.

El diseño de este juego en el que ha participado el equipo de CNTA-ACMP está adaptado al modelo de producción de la compañía.

———

P: ¿De dónde surge la idea de este proyecto?

R: Dentro de Florette Ibérica impartimos formaciones en principios de mejora continua desde la acogida y también de herramientas específicas, pero no teníamos una formación integral en la que pusiésemos en relevancia los principales despilfarros de nuestros procesos y cómo la aplicación de nuestro modelo de mejora continua nos ayuda a mejorar cada día. Además, queríamos tener una formación que, además de que fuese gamificada, nuestros trabajadores rápidamente se viesen reflejados en ella.

P: ¿Cuáles son vuestros objetivos y en qué medida crees que se están cumpliendo?

R: Nuestro objetivo es, además de servir de recordatorio y alineamiento, seguir reforzando y ampliando la cultura lean entre nuestros equipos. Hay que tener en cuenta que somos seis centros de producción y esto va a dirigido a todos los trabajadores de MOD (mano de obra directa) que son más de 1.000 personas. Actualmente hemos comenzado por 3 centros y llevaremos completado más del 30 % del total. Estamos cumpliendo con la planificación establecida.

El juego simula un proceso típico de Florette. En la imagen, el equipo de proyecto testando la actividad.

P: ¿Qué dificultades os estáis encontrando y cómo las habéis resuelto? 

R: Organizar los grupos de formación y coordinarlos con la actividad diaria de producción en el centro,  ya que necesitamos entre 12 y 18 personas para poder realizar la dinámica. Lo bueno es que todos los equipos de los centro de producción nos están dando muchas facilidades. Hay que tener en cuenta que son seis horas de formación y lo que estamos haciendo es completar la jornada con otro módulo de formación que dan nuestros compañeros de recursos humanos y desarrollo de personas en cultura Florette, con lo cual queda una jornada formativa muy completa.

P: ¿Cómo está siendo la participación de las personas del equipo?

R: Está siendo fantástica. Al ser gamificada y simulando un proceso que conocen al dedillo se enganchan enseguida y es muy participativa. Además tenemos la suerte de contar con la colaboración de jefes de equipo que nos están ayudando a impartir las formaciones.

P: ¿Qué resultados se están obteniendo?

R: Tanto los feedbacks que estamos recibiendo por parte de los trabajadores como las evaluaciones de eficacia de las formaciones que realizamos estan siendo muy positivas. Hemos formado a casi 300 personas impartiendo aproximadamente 18 sesiones.

P: Desde vuestro ámbito de trabajo, mejora continua ¿cuál es vuestra valoración acerca del uso de este tipo de métodos formativos?

R: Nuestra valoración es muy positiva. Ya llevamos bastantes años utilizándolos y para nosotros son clave. Tenemos otras formaciones desarrolladas por nosotros también gamificadas y el resultado siempre ha sido muy bueno.

Más información:
Formación gamificada para avanzar en la mejora continua: la experiencia de Florette